Proyecto “Mantenimiento de los estudios en un ambiente monástico para niños vulnerables”

Proyecto “Mantenimiento de los estudios en un ambiente monástico para niños vulnerables en apuros económicos post-Covid”

Este proyecto fue aprobado por 8×1000 Unión Budista Italiana en octubre de 2022.

ANTECEDENTES

En 1959, comenzó el éxodo a la India de miles de tibetanos: el gobierno indio puso a disposición de los primeros refugiados extensas tierras, divididas en 39 asentamientos. El estado de Karnataka, en el sur de la India, alberga las comunidades más grandes.

Aquí los tibetanos han tratado de preservar su antigua y preciosa cultura, incluso refundando las principales instituciones monásticas, el corazón de sus comunidades.

El asentamiento de Bylakuppe en Karnataka, inaugurado en 1960 con unos 3.000 habitantes, alberga ahora a unas 11.000 personas. Es una zona rural y los monasterios están rodeados de pequeños pueblos. La mayoría de las familias viven de la agricultura de subsistencia y las aldeas a menudo carecen de las infraestructuras esenciales.

El Monasterio Serpom en Bylakuppe tiene su origen en el gran Monasterio Sera en el Tíbet, fundado en 1419. Restablecido en India en 1970, está registrado como una organización sin fines de lucro y una Universidad Monástica. Hoy es el hogar de 550 monjes, entre los cuales 205 niños y jóvenes que vienen de los pueblos de los alrededores, pero también de las zonas más pobres del Himalaya indio y nepalí, y de Sikkim. Muchos han sido ingresados por haber perdido a uno o ambos padres, otros llegan al Monasterio pidiendo ayuda porque sus familias no pueden hacerse cargo de ellos. Las solicitudes de ayuda a menudo provienen de monjes mayores que provienen de las propias aldeas. La mayoría de los recién llegados nunca han tenido la oportunidad de asistir a la escuela.

En los últimos dos años, las graves dificultades económicas relacionadas con la pandemia han provocado un gran aumento de nuevas solicitudes de familias exhaustas que, al menos temporalmente, no pueden cuidar a sus hijos. Muchas familias, que sobreviven de la mendicidad o de los ingresos de trabajos temporales, se han visto desesperadas por la pandemia.

Durante los últimos 2 años el Monasterio ha intentado no cerrar sus puertas a nadie, acogiendo a 78 nuevos huéspedes jóvenes cuyas familias ya no podían cubrir sus necesidades.

Los monasterios sobreviven solo gracias a las donaciones y, a menudo, se encuentran en estado de emergencia con pocos medios disponibles. Particularmente en este período las dificultades económicas en el escenario internacional —causadas por la pandemia— también están afectando los ingresos del Monasterio. Por un lado, el Monasterio vive una creciente incertidumbre y por otro lado se enfrenta a un número creciente de solicitudes y la continua llegada de nuevos niños.

haga clic para ver la galería

LA ESCUELA DEL MONASTERIO

El Monasterio ofrece a los niños alojamiento, comida, vestido, atención médica y garantiza el derecho a la educación de los jóvenes huéspedes.

Los niños se dividen en pequeños «grupos familiares» según su edad y origen, y se asignan monjes adultos mayores para cuidar de cada grupo.

Entendiendo la gran responsabilidad hacia los niños bajo su cuidado, el Monasterio asegura que además de la educación monástica, los niños también reciban educación ordinaria, lo que les dará una mejor oportunidad para el futuro, ya sea que decidan permanecer en el monasterio o no.

Por esta razón, el Monasterio Serpom registró ante las autoridades del Estado de Karnataka una escuela interna: la Sociedad Educativa Serpom. Actualmente, la Escuela cuenta con 205 alumnos de entre 6 y 16 años.

Cuenta con 8 profesores externos para las materias curriculares (inglés, tibetano, matemáticas, ciencias y estudios sociales) así como 5 profesores monásticos que guían y supervisan las sesiones de memorización, recitación de oraciones, arte tradicional budista y elaboración de materiales rituales. La escuela está abierta 6 días a la semana, tiene 8 aulas y actualmente ofrece clases desde jardín de infantes hasta 5.° grado.

El director y los docentes de la Sociedad Educativa Serpom han solicitado ayuda para superar las dificultades de comprar los materiales que necesitan diariamente, como papelería y libros de texto actualizados para el estudio. El proyecto incluye la compra de 2870 libros (7 libros por año por alumno), 5740 cuadernos (7 cuadernos por trimestre), 410 juegos de bolígrafos, lápices y sacapuntas, correspondientes a las necesidades estimadas para 2 años de los 205 alumnos.

La escuela también proporciona el almuerzo para los jóvenes monjes y su ropa.

Alimentar a los niños también es un gran desafío, y a la escuela le gustaría poder ofrecerles una dieta nutritiva diaria de alimentos frescos apropiados para su edad y el clima tan caluroso. Todos los días la cocina del Monasterio prepara grandes cantidades de arroz, chapati (pan fino), lentejas y verduras.

Para garantizar a los jóvenes huéspedes todos los nutrientes necesarios, tal y como pide el Monasterio, el proyecto también les proporcionará una ración de fruta fresca y leche todos los días. Estos son alimentos bastante caros, lo que significa que actualmente los niños solo reciben una porción de fruta dos veces al mes.

Por el momento, los niños solo tienen una muda de ropa, que generalmente reutilizan aún húmeda después del lavado, y como calzado solo tienen chancletas de goma. Para cada niño, el proyecto proporcionará una segunda muda de ropa y un buen par de zapatos.

EDUCACIÓN NO FORMAL DENTRO DEL MONASTERIO

La educación budista, ofrecida a los jóvenes estudiantes, descansa en su esencia en los valores universales de la paz y la no violencia, el respeto por todas las formas de vida, humana y no humana, así como del medio ambiente y sus elementos, en el sentido de la autorresponsabilidad y la interconexión del individuo con el todo.

La vida comunitaria dentro del Monasterio ayuda a los niños a desarrollar sus habilidades sociales y relacionales y su sentido de pertenencia, en un contexto de reglas basadas siempre en el respeto y la ayuda mutua.

El respeto por las cosas y la sustentabilidad ambiental también se manifiesta en el enfoque continuo en el reciclaje —por ejemplo, de libros y materiales escolares— y en la enseñanza constante de la gestión libre de desperdicios de los valiosos recursos obtenidos, en un contexto basado en vivir con lo mínimo y lo esencial. consumo.

Fecha prevista de inicio del proyecto: 15/10/2022


Actualizaciones septiembre-noviembre 2023
haga clic para ver la galería