Niños en Nepal

Niños en Nepal

Niños en Nepal

En Nepal la asociación trabaja principalmente en el área de la ciudad de Katmandú. Es uno de los países más pobres del mundo, con un ingreso diario inferior a un dólar y la mayoría de la gente se encuentran en el umbral de la pobreza extrema. No obstante, el valle de Katmandú todavía atrae a miles de pobres campesinos, desesperados por conseguir trabajo. Pero con el progresivo empeoramiento de la situación económica, aumenta el número de gente desempleada que pasa hambre; en la capital hay vastas áreas de degradación en las cuales cada vez más habitantes pobres viven en hogares precarios carentes de agua, servicios sanitarios, luz, comida, colchones, mantas, etc.
En los casos en que se dispone de servicios públicos, como por ejemplo para la asistencia médica o la educación, suponen unos gastos que tienen que pagar los usuarios del servicio. Así que, la mayoría de las veces la gente pobre queda excluida. Con el cierre de numerosas pequeñas fabricas de alfombras durante los últimos años, se han perdido muchos de puestos de trabajo, aumentando en el número de de parados.

La esperanza de vida es corta y la cuota de analfabetismo es alta, dado que la asistencia a las escuelas no es totalmente gratis. Exigen a los padres pagar una matricula, además del coste de uniformes y libros que muchos simplemente no pueden pagar. Por este motivo, muchas padres no tienen más remedio que poner a sus hijos a trabajar en los campos o como sirvientes en las casas de otra gente, a pesar de que el trabajo infantil está prohibido por el gobierno.
Muchas tipos de asistencia médica no son gratis, y para la gente más pobre es frecuente que no puedan pagar los tratamientos necesarios.

El dinero de apadrinamiento se destina a proveer los niños de familias pobres con la asistencia sanitaria y educación en las escuelas de barrio.